Partimos del deseo de crear una marca con la que las mujeres modernas se sintieran identificadas y acompañarlas en los muchos roles que desempeñan en la vida.

Abandonamos nuestras respectivas carreras, convirtiendo la pasión por el diseño y la joyería en un proyecto de vida, rindiendo homenaje a las mujeres como misión. Hoy estamos orgullosos de poder crear piezas que aportan esa chispa y alegría al día a día de las mujeres en más de 20 ciudades, y seguimos contando... ¡Es un sueño hecho realidad!